Probióticos: qué son y qué beneficios aportan a tu salud


Cualquier ingrediente natural que prometa mejorar la salud, merece la pena probarlo. Los probióticos por ejemplo, aportan beneficios a nuestro cuerpo que queremos dar a conocer. Se trata de una bacterias buenas que viven en nuestro intestino y que cumplen la función de facilitar a digestión y absorber los nutrientes. Además, refuerza el sistema inmunológico.

No obstante, cuando se toman medicamentos o se mantiene en el tiempo una mala alimentación, la flora intestinal sufre desequilibrios que dejan al desnudo nuestro sistema inmune expuesto a enfermedades.

Cuáles son los beneficios de los probióticos

Si la flora intestinal no está protegida, esto puede conllevar otros problemas de salud asociados que se controlan manteniendo el buen nivel de los probióticos. Esto es lo que se consigue:

Previenen enfermedades

La enfermedad de Crohn, el síndrome del intestino irritable y las inflamaciones o colitis se pueden prevenir con la ingesta de probióticos. Estas son afecciones graves que pueden restar calidad de vida a la persona que las sufre y a quienes tiene alrededor.

Combate enfermedades

Cáncer, candidiasis, hemorroides e infecciones urinarias, pueden ser tratadas con la toma de estas bacterias beneficiosas.

Mejora la digestión

Juegan un papel muy importante en la digestión porque controlan la acidez y los reflujos. Permiten mantener las digestiones ligeras y esto permite realizar las actividades diarias sintiéndonos bien en nuestro cuerpo.

Combate la diarrea y el estreñimiento

Gracias a la función que desempeña al regular el tránsito intestinal, mantiene a raya los extremos, como pueden ser tanto la diarrea como el estreñimiento.

Facilitan la absorción de nutrientes

Los nutrientes necesarios para nuestro organismo pueden no llegar si tenemos problemas o desequilibrios en el intestino. Gracias a los probióticos se absorberán mejor, especialmente el calcio, el hierro y la vitamina B.

Refuerza el sistema inmune

Esto sucede porque promueve la producción de células de defensa conocidas como macrófagos, que luchan contra cualquier cuerpo extraño que habite en nuestro organismo.

Estos son los beneficios más destacados de los probióticos, aunque caben destacar otros como:

Mejor digestión de la lactosa Prevención de la obesidad y problemas relacionados Evitar las bacterias malas en el intestino Prevención de alergias

Ahora bien, si se pasa por un momento con problemas intestinales debido a las causas mencionadas arriba, hay que tomar probióticos cuanto antes para volver a equilibrar el sistema.

Cómo tomar probióticos

La pregunta que surge es, ¿cómo hacerlo? Estas son algunas opciones:

Alimentación

Existen alimentos que contienen los probióticos de manera natural. Estos son algunos:

Chucrut. Col fermentada. Kombucha. Bebida de té negro fermentada. Productos a base de soja. Leche fermentada. Kéfir. Yogur natural.

Tomando uno o un vaso de estos al día es más que suficiente para mantener en buen estado la flora intestinal.

Suplementos

Esta es otra opción para la ingesta de probióticos. Se pueden encontrar en cápsulas, sobres o líquidos.

Por tanto, los beneficios de los probióticos son muchos para nuestro organismo. Se aconseja, incluso cuando no presentamos problemas con nuestra flora intestinal, consumirlos a diario. Reforzar el sistema inmune nunca está de más, ¿no crees?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *